domingo, 24 de mayo de 2015

PIEDRA RÚNICA DE SIETE CARAS

Piedra de siete caras (curiosidad de origen natural), de rocas blancas de torno ámbar del interior de la localidad de Vilcún, con sistema de runas-mudras tomadas de una cartilla esotérica germánica. Ilustraciones hechas con tinta y pigmentación directa de la roca. Cobertura de vitrificado para piedra. Concebida sólo como artículo decorativo interior, aunque me la han solicitado alguna vez como eventual pieza ornamental de jardín.